sábado, 3 de junio de 2017

Ecos del dolor














Cuando las palabras pierden el sentido
Porque carecen de la cura para sanar el olvido
Miro al cielo y me pregunto...
¿En dónde puedo encontrar, lo que me fue prometido?


Hablar de dolor sin haberlo experimentado
Es como querer sembrar un fruto
En un lugar no fecundado
Lejos del sol, de la lluvia, y del amor esperado.


¿Qué me queda por hacer?
Ante la impotencia infame
De no poder remediar
El dolor que nos invade.


Sólo me resta esperar
Que el espíritu se afane
Para poder alcanzar
A una vida soportable.


Roberto Soria - Iñaki