jueves, 9 de marzo de 2017

Femenino y Masculino






Mi pluma se decanta por lo añejo
Quizá porque en añejo, me he convertido
Hablar de Bécquer, de Machado
Y de tantos otros para mí… era divino,
Pues conquistaban mis sueños, mi cariño

Pero... aquí estoy, apoyado en cinco líneas
Rompiendo los esquemas de las cuatro establecidas
Inspirado en dos poetas, Femenino y Masculino
Bebiendo de sus párrafos el néctar
Y gozando de sus almas, como se hace con el vino

Sois tan buenos como el pan
Cuya hogaza satisface al más hambriento
Pues me llena de cordura ese talento
Que subsana la locura de mi pluma, del tintero
Y también de lo que nombro… pergaminos

Escribidores poetas, de mentes inagotables
De sentimientos excelsos y de trazos concubinos
Que allanan todo camino con sus frases indirectas
Tan directas, que logran hacerme dudar
Si camino bien o mal, con rumbo hacia mi destino

Menudas lecciones, sus versos
Salmos estimulantes… sus rimas
Y el vaivén que los dispone sobre lienzo de la vida
Advierte que entre la bruma, la pluma nunca se muere...
Y que tampoco se olvida


Roberto Soria - Iñaki