domingo, 21 de mayo de 2017

La bruja


Roberto Soria - Iñaki


La bruja
Y ahí va, transitando por esas calles silenciosas que alguna vez fueran testigos mudos de la pasión que sin duda, el destino le tenía preparada.
Pasos cansinos, rostro macilento, con el alma macerada por lo espeso de su culpabilidad. Así luce ella. En su mente, el viacrucis, cual cadena cuya dualidad consiste en mantener esclavizada su esencia y, lacerar de por sí, las llagas sanguinolentas que brotan en cada palpitar de su corazón por cierto… casi exangüe.
Muchos años han transcurrido desde aquel instante pernicioso, en donde su beldad inexistente sentenció la profecía según ella, de soportar la execración producto del dolor que deja la añagaza.
Sucumbe de a poco, y la proximidad de su óbito le anuncia la factura que habrá de llegar a sus manos para cobrarle iniquidades. —¿Dónde está la sonrisa que te cautivaba, en qué lugar se perdió la candidez de tu mirada?—. Palabras del pasado, emitidas por el hombre que le amaba, al menos ella, así las inmortalizaba. —¡Espera, no te vayas, permite que mi ganas te detengan, para que mis labios enjuguen la hiel que en todo el plano de tu piel… te hocica.— le seguían rebotando las palabras, mientras sus pies disminuían entre sí, cada pulgada de distancia entre su ser, y su morada.
El gran escaparate de su expendeduría favorita la esperaba, cerrado por lo tarde ya, no eran horas de vista para compras, pero el espejo montado en la puerta principal ya le aguardaba, impaciente por revelar para ella su verdadera cara, con revestimiento de vello facial, excesivo en el arco de su labio superior, que al igual que en sus mejillas, hacía gala de presencia.
Ojos saltones, piel atezada, cabello cuyos rizos habían perdido la textura, semejando caracolas de la mar, abandonadas, carcomidas por el sol, el salitre y la nostalgia.
Observaba su reflejo, azorada, mientras su diestra se depositaba en lo pronunciado de su vientre, víctima de la hinchazón, hogar no concedido para su Helicobacter Pylori, alojado en su intestino compartido con su Staphylococcus aureus, sin olvidar sus miomas.
Se colocó de perfil, en una tentativa por mirar completa su figura —¿Por qué no pudiste nacer?, si sabías que te esperaba—. Murmuraba entre sollozos al tiempo que su falda… con dificultad alzaba.
Hizo acto de presencia un invitado no esperado; la lluvia, manto dócil que la piel de ella, acariciaba. Las farolas encendidas parecía que le miraban, y las sombras de las mismas tremolaban cuan banderas, indicándole que su camino continuara. Las gotas que del cielo se estrellaban contra el suelo le anunciaban su nirvana, y una voz acompañada por un trueno la sedujo… «Es momento de partir, has cumplido tu sentencia, debe descansar tu alma»

sábado, 20 de mayo de 2017

Careta en Do menor


Careta en Do menor
Canta, que no se ahogue tu garganta
No grites, acaricia lo que la letra manda
El ritmo, nunca lo olvides
No hablo de los acordes, hablo del alma
La vida, sus pautas, esas líneas
No las del pentagrama,
me refiero a los suspiros
Que alcanzan las notas altas
Que no te impidan los bemoles
Recorrer toda la octava
Que los sostenidos citan
Lo que al corazón le encanta
Si las percusiones brincan
Deja que bailen las cuerdas
Para que tus sueños cumplan
La meta de tus quimeras
Y nunca rompas las notas
Del respeto y los favores
Porque el piano es exigente
Lo mismo que los amores

sábado, 13 de mayo de 2017

Guerrero interior

Roberto Soria - Iñaki

Guerrero interior
No, no me rindo ante el tirano
Ni requiero su nariz, para respirar mi vida
No me impresionan los atuendos elegantes
Cuyos pespuntes de oro y plata, cubren almas oxidantes
No, no me impresionan los que agazapados en las sombras
Ocultan su rostro presumiendo de grandeza
Tampoco me intimidan aquellos que de frente, dicen algo…
Muy distinto a lo que tras de ti… se reza
No me enorgullece estar rodeado de inhumanos
Que utilizan a la gente para lograr sus afanes
Esos que a través de sus desmanes…
Entierran vivos, a los llamados, hermanos
Decía mi padre; —Si sois grandes, no portéis un traje chico
Ni pretendáis reflectores en la cara
Si tu experiencia y tu talento son enormes
Dejad que otro lo divulgue, no tu labia
Y si habréis de enfrentar a tu enemigo…
Tendréis que mirarle de frente
Pues no se convierte en valiente
Quien ataca por la espalda
La mujer, querido hijo, respetadla
Que los seres más perversos en la tierra
Son aquellos que levantan su mano en contra de ellas
O sin permiso… Su falda—.
¡¿Cómo olvidar las lecciones?!
Si de tantos insensatos, están llenos los panteones
¿Cómo olvidar los consejos?, si al que tengo en el espejo…
Le pido que me perdone
Si el protervo me acorrala, intentaré defenderme
Y no será con la espada, sino, con el corazón valiente
Si me vence, quizá me robe la calma
Pero nunca lo hará con mi mente, mucho menos con mi alma

martes, 9 de mayo de 2017

Luces y sombras

L’Espai Josep Vernis de la UVic-UCC acull durant els mesos de juny i juliol una nova exposició de la desena edició del projecte Parelles Artístiques, experiències creatives per la salut mental. La iniciativa consisteix en la creació i posterior exposició d’un conjunt d’obres per part de diferents parelles artístiques, formades per un artista amateur (usuari de la xarxa de salut mental) i un artista professional. L'objectiu és afavorir la rehabilitació i reinserció de les persones que tenen algun problema de salut mental i canviar la visió estigmatitzada que existeix a la societat vers els trastorns mentals.

Aquesta mostra reuneix 19 obres de diferents modalitats artístiques (pintura, disseny gràfic, audiovisuals, ceràmica...) creades pels artistes que participen en el projecte i es pot visitar a l’Espai Josep Vernis a partir d'aquest dimarts fins al 15 de juliol (de nou del matí a les vuit del vespre). Parelles Artístiques és un projecte de la Fundació Centre Mèdic Psicopedagògic d’Osona, que rep el suport de la Fundació Antiga Caixa Manlleu i de Grup BBVA.
 
'2 autoretrats', una de les obres que s'exposa a l'espai Josep Vernis Foto: Dolors López i Toni Garcia

La Fundació CMPPO i la UVic-UCC col·laboren en matèria de Docència, investigació, transferència de coneixement i sensibilització. Les dues entitats també tenen signats convenis de Voluntariat, Cooperació educativa, Pràctiques externes curriculars i Doctorats industrials.

L’exposició se celebra en el marc del programa d’intercanvi “Artool. Art as a tool for social transformation” que se celebra a la Universitat d’Estiu i que aplega 27 estudiants de Treball Social de la University of Derby (Regne Unit) i Artevelde Hogeschool (Bèlgica), UVic-UCC, i Escola universitària d’Infermeria i Teràpia Ocupacional de Terrassa, així com també estudiants de Finlàndia i Hongria. “Art as a tool for social transformation” consisteix en la vivència de tallers de diferents tècniques artístiques que contribueixen a la transformació social a favor dels drets humans de persones amb discapacitat.

sábado, 6 de mayo de 2017

Roberto Soria - Iñaki

La dama de los ojos negros
Te quiero así,
con esas canas que cubres con tus sueños
con las arrugas,
esas que sirven de canal para mis besos
Aunque debo confesar,
que del amor que te profeso tengo duda
no de sentirlo,
sino desde cuándo comencé a experimentarlo
Más de algo estoy seguro,
no nació en estos tiempos
percibo una madurez milenaria
como la de las montañas
Nunca dudes que te amo
y habré de hacerlo al menos... otros 1500 años, ¿por qué?
Para no aburrirte
con mis versos, con mis manos
A menos que tus bellos ojos negros
insistan con sus maravillosos destellos
que te ame un poco más, digamos...
hasta el final de los tiempos
Roberto Soria - Iñaki

Kilómetros
Pintaré las carreteras con tus sueños
Y las distancias acortarán, sin duda, los desvelos
Y mi pluma, que se resiste a declinar el escribir mis versos
Se posará en la frescura que guarda para ella, tu tintero
Romperé con mis palabras tus cadenas
Ataduras que se manifiestan en contra de mis besos
«¿Entiendes lo que te quiero decir?»
Me dijiste al confesar que por tu amor, me mantendría preso
Cierto es que no nos conocemos
Que la punta de mis dedos no ha tocado tus ensueños
Pero debes aceptar que nuestras almas, son gemelas
Como lo es la luna con el sol, en pleno cielo
Acortaré la distancia,
Que los kilómetros, de mi existencia, sientan miedo
Porque las ansias de tenerte entre mis letras
Ya forman párrafos que jubilosos, te gritan que te quiero
En honor a La princesa Yaseve, mujer de letras, de sentimientos. Con todo mi cariño y mi respeto

jueves, 9 de marzo de 2017

Femenino y Masculino






Mi pluma se decanta por lo añejo
Quizá porque en añejo, me he convertido
Hablar de Bécquer, de Machado
Y de tantos otros para mí… era divino,
Pues conquistaban mis sueños, mi cariño

Pero... aquí estoy, apoyado en cinco líneas
Rompiendo los esquemas de las cuatro establecidas
Inspirado en dos poetas, Femenino y Masculino
Bebiendo de sus párrafos el néctar
Y gozando de sus almas, como se hace con el vino

Sois tan buenos como el pan
Cuya hogaza satisface al más hambriento
Pues me llena de cordura ese talento
Que subsana la locura de mi pluma, del tintero
Y también de lo que nombro… pergaminos

Escribidores poetas, de mentes inagotables
De sentimientos excelsos y de trazos concubinos
Que allanan todo camino con sus frases indirectas
Tan directas, que logran hacerme dudar
Si camino bien o mal, con rumbo hacia mi destino

Menudas lecciones, sus versos
Salmos estimulantes… sus rimas
Y el vaivén que los dispone sobre lienzo de la vida
Advierte que entre la bruma, la pluma nunca se muere...
Y que tampoco se olvida


Roberto Soria - Iñaki


viernes, 13 de enero de 2017

Maldito Poder


Mis tesoros

Perdí mis tesoros materiales, codiciados todos ellos, luego entonces los de carácter espiritual llegaron, se arremolinaron en torno mío, me bordearon jubilosos de tal forma que ya no pude ver las banalidades que me hicieron presa tantos años.

< Hemos sufrido tus desdenes pero aquí nos tienes, esperando con paciencia que el vendaje de tus ojos se cayera > Pronunciaron.

Me entregaron una lista en un trozo de mi piel ensangrentada: Familia, amigos, salud, amor y no sé cuántas cosas más que venían numeradas. No pude continuar con la lectura, mis ojos se nublaron. Nadie disputaba mis riquezas nuevas; < sólo somos tuyas > Vitorearon.
Y en un momento de reflexión profunda tuve la oportunidad de mirar hacia el pasado, una voz conciliadora musitó muy convincente; < todo lo que ves ahí era lo que poseías, te fue prestado para disfrutarlo un tiempo corto, tal vez más del que en verdad te merecías >

Junto a todas esas cosas había una maleta pequeña, con un diminuto letrero etiquetado que citaba con precisión: < Cuando llegue tu momento harás un viaje, con esta valija es suficiente, tu destino no requiere de rimbombante equipaje > Esa sentencia fue determinante, en una especie de re-ingeniería emocional mi esencia se modificó en el momento más álgido. Tomé consciencia del mundo corrompido que habitamos, no todo era tan malo, me quedaba mi albedrío, libre y soberano, para elegir entre la felicidad mundana, o vivir a plenitud junto a los seres que amo. Quizá desnudo, pero con el corazón henchido de alegría, sin pensar en el mañana.

Roberto Soria - Iñaki

martes, 10 de enero de 2017

Mudanzas

Y aquí me tenéis de vuelta, con menos tiempo que otros días, resolviendo mis dilemas. ¡Mudanzas! Vaya lío. Contratar el nuevo piso, verdadero caos; el pintor, adquirir los servicios. Por cierto, algo menos sencillo que conseguir a mi cantante de moda favorito para endulzarme el oído. Y las cajas ¡Jolín! ¿De dónde salen tantas cosas viejas? Con seguridad del rincón de los olvidos.

El invierno en su apogeo, cuyo regalo me dejó un resfrío con tintes de neumonía. Mis amigos, ja, me dejaron en espera de su ayuda—No te fíes, las palabras son ingratas—Diría mi ángel guardián. Así que me puse las pilas, dando inicio a una lucha simulada. Batalla cuerpo a cuerpo con los muebles, que en cada round me dejaban dolorida— ¡Calma!, no corras, sonríe, canta, baila. Ya verás que te resulta divertido—Susurraba mi conciencia, en intento por pintar de rosa lo que yo miraba negro—Mujer de poca fe, ya verás que todo saldrá bien, he pedido para que te llegue ayuda—Insistía mi subconsciente. Y sí, acudieron quienes menos esperé. Agradecida estaba, aunque también contrariada, pensando que después de todo no debo ser tan mala.

Ocurrió lo inesperado, el móvil se me partió, me quedé sin WiFi, y por si fuera poca cosa la monta de los muebles adquiridos me aguardaba, ja, como si yo fuera una experta en armar estas cosas— ¡Calma!, todo será una hermosa experiencia—Insistía mi conciencia. Yo tan sólo sonreía, no sé si por mi nerviosismo o por el desorden de las cosas que a mi paso amenazaban.

Extrañaba mi pasado, a todos los que me ayudaban. Los cables se me cruzaron al no encontrar cuadratura en tan enfadosa escena. Pensé en mi ángel, y como por arte de magia se puso al punto en mi mente—Zona de confort— ¿Qué?—Eso que extrañas— ¡De qué hablas!—Escucha, estoy contigo, mi ayuda no es terrenal. Cuando termines la faena que te ha sido encomendada comprenderás lo que digo— ¡No quiero comprender, jolín, lo que necesito es ayuda! Pensé.

***

Hoy casi termino, aunque falta mucho orden a las cosas me encuentro en el nuevo piso, con una vista exterior que se enmarca fabulosa, alumbrada por la luna. Miro la butaca que me sirviera de cama, acaricio mi colchón, y veo todas las cajas apiladas en espera de ser abiertas y dar comienzo a la danza. Una lágrima resbala en mi mejilla, dilema entre distinguir si por tristeza, o por sentirme orgullosa como dicta mi consciencia—Eres fuerte, una guerrera. No es la mudanza del piso la que dejará lección, abre tu mente, lo mismo que el corazón—Esa vocecilla resonaba en mi cabeza, con esa parábola difícil de entender, pero que me inspira fortaleza, que me hace ponderar el esfuerzo que demanda cualquier cambio, sobre todo, el cambio de uno mismo.


Roberto Soria - Iñaki

Escritores, plumas y tinteros


miércoles, 4 de enero de 2017

La Prinesa Yaseve















Cuando las imágenes hablan por sí solas, no hacen falta las palabras. Homenaje a una gran escritora, mujer extraordinaria


Con amor y respeto

Roberto Soria - Iñaki