sábado, 18 de junio de 2016

Lo sabía

Sabia, que tenías un amante
la gente, me decía que era un engaño
y ahora, ya ves lo que ha sucedido
tú misma, te has causado tanto daño.

Sabía, que tu amor era fingido
no eres, lo que a veces aparentas
el precio, de tu engaño está cumplido
y hoy sufres otra vez las consecuencias.

Tarde o temprano pagarás esas ofensas
y llorarás por lo que hiciste en el pasado
porque hay un Dios, que tus acciones ha juzgado
y sufrirás por tu camino equivocado.


Roberto Soria - Iñaki