miércoles, 4 de mayo de 2016

Promesa es promesa

Amigo, quiero pedirle un gran favor
no le cuente de mi pena
si preguntara por mí
dígale que no hay mortal más feliz sobre la tierra

Mienta, sí
sé que al hacerlo pagaré más de la cuenta
pero no importa
soportaré lo que tenga que cargar en mi condena

Por qué? pregunta usted
la respuesta es muy sencilla
porque hice una promesa
la de ser feliz ante su ausencia.


Roberto Soria - Iñaki