martes, 15 de marzo de 2016

Vox populi

En entrevista reciente fui cuestionado sobre dos temas flamantes en voz del pueblo, no sólo a nivel nacional, también internacional. El primero sobre Donald Trump, ese personaje controvertido que con su sola presencia causa polémica, que atrapa y enardece a muchos con sus peculiares comentarios homofóbicos y racistas.

El segundo fue sobre el encuentro ventilado entre Kate del Castillo, Sean Penn y Joaquín Guzmán Loera, alias el Chapo. Me di el lujo de solicitar a mi interlocutora una pausa para respirar profundo, acto concedido de buena gana; después de unos instantes repetí la interrogante < ¿Qué opino de? >, respondí diciendo que nada.

Mi entrevistadora insistió, le dije que no podía emitir opinión alguna sobre temas que me parecían cortinas de humo, distractores confeccionados por gente poderosa, expertos en hacer circo, maroma y teatro mientras se fraguan eventos impactantes que laceran más a una sociedad ya lastimada. Pero mi querida amiga Waller no se conformó, me acorraló con preguntas ordinarias que de haberlas contestado caerían en el terreno de la especulación.

Para confortar su decepción le hice una propuesta, la de encontrar coincidencias entre ambos sucesos, el resultado arrojó paradigmas por demás interesantes, decidimos no publicarlos todos, tampoco asignarles un orden específico.

Después de fusionar algunos puntos de vista concluimos que lo espectacular de las formas justificaba en gran medida la cobertura del fondo, la de generar inestabilidad en todos los ámbitos, por un momento imaginamos la inmensidad de los recursos asignados a este tipo de escaramuzas, escenarios mediáticos fabricados por mafiosos dominantes en las altas esferas del poder, < y ahí vamos la mayoría >, exclamamos al unísono, como borregos guiados por el pastor hacia los pastizales, lugar que nos dará de comer la medida que dicte nuestro amo mientras ellos ordenan manjares exquisitos extraídos de la mina que produce la ignorancia.

Algunos se preguntarán que fue lo que dije, la respuesta es simple, no dije nada, pero si quiero acotar que ésta película ya la he visto otras veces, pero con diferentes actores.


Hasta pronto.



Roberto Soria - Iñaki