sábado, 13 de febrero de 2016

Sátira literaria



Un pueblo hambriento y ávido de educación es el reflejo del hartazgo que genera la falta de oportunidades, enfermedad mortal que provoca el virus de la tiranía, pero esta patología tiene cura, nada mejor que el hábito de la lectura, la mejor medicina, aunque como todo tratamiento tiene sus contraindicaciones, pude generar adicción y dependencia. Los síntomas más frecuentes son:

1.-          Sensación de ansiedad por la superación constante
2.-          Agudeza visual en futuras expectativas
3.-          Delirio de autonomía
4.-          Pérdida gradual de la ignorancia (Crecimiento de la glándula intelectual)
5.-          Inapetencia a la demagogia cancerígena
6.-          Disminución de las células que provocan la apatía y falta de compromiso
7.-          Aceleración del ritmo cardíaco por ruptura de paradigmas

Puede presentarse fiebre acompañada de alucinaciones que hacen suponer al enfermo que se encuentra en un entorno de emancipación y autosuficiencia que le permite capitalizar sus sueños.


Si las molestias persisten es recomendable acudir de inmediato a la librería más cercana para auto recetarse la literatura necesaria  o bien, a una consultoría de confianza para que le diagnostiquen sus habilidades y le prescriban el proyecto de vida que le hará triunfar sobre la enfermedad que le aqueja.



Roberto Soria - Iñaki