domingo, 14 de febrero de 2016

Por qué escribir


No escribo por ocio, lo hago en un intento por erradicar la ignorancia que se resiste en abandonarme, que manipula mi razón minusválida gracias a la patología que me invade.



Pero mi voluntad habrá de imponerse a tan perversa enfermedad, contrarrestando la sintomatología con la lectura y continuidad.



Roberto Soria - Iñaki